DÍA DE LAS FUERZAS ARMADAS DEL PERÚ

Hace 45 años, exactamente un 24 de setiembre de 1977, nacen a la vida republicana de nuestro país, las “Fuerzas Armadas del Perú”. Su partida de nacimiento, el Decreto Supremo N° 003 – 77 CCFFAA del 10 de enero de 1977, también oficializa con el título honorífico de “Gran Mariscala del Perú”, a la Virgen de las Mercedes, patrona de las armas nacionales y guía espiritual de los soldados de la nación.
La historia bélica en el Perú tiene sus orígenes desde la época del imperio incaico, su poderoso Ejército se constituyó en el soporte que permitiera su expansión alcanzando en América un vasto territorio; con la llegada de los españoles, el país atravesó un periodo de luchas en busca de su libertad, alcanzada con el Ejército libertador, capitaneado por el Gral. Don José de San Martin quien proclamase su independencia un 28 en Julio de 1821; posterior a ello, se crean sus organizaciones militares, el Ejército el 18 de agosto de 1821, la Marina de Guerra, el 08 de octubre del mismo año y finalmente en 1950, la Fuerza Aérea del Perú.
El origen de las Fuerzas Armadas, se inicia en la década de los años 1950 con la experiencia de la Segunda Guerra Mundial, donde el país decide organizar, preparar y diversificar su poderío bélico mirando su seguridad de manera integral, la misma que se consolida con su participación en el conflicto armado con Ecuador en 1995 en un breve pero intenso enfrentamiento que finalizó con el Acuerdo de Paz de Itamaraty, contando con el apoyo de países y organizaciones internacionales.
La presencia en territorio nacional, por la década de 1980, de dos organizaciones terroristas que buscaron implantar un régimen contrario a los intereses del país, desató una ola de violencia durante varios años, que generaron enormes pérdidas al Estado en vidas humanas y recursos, finalmente se consigue extinguir una de ellas y encapsular a la otra en la zona del VRAEM donde en una última operación, el accionar de nuestras FFAA, le ocasionare graves pérdidas humanas y materiales.
La Constitución Política del Perú, en su capítulo XII: DE LA SEGURIDAD Y DE LA DEFENSA NACIONAL, Artículo 165°, señala lo siguiente:
“Las Fuerzas Armadas están constituidas por el Ejército, la Marina de Guerra y la Fuerza Aérea. Tienen como finalidad primordial garantizar la independencia, la soberanía y la integridad territorial de la República. Asumen el control del orden interno de conformidad con el artículo 137º de la Constitución”.
El Estado ha asignado cinco roles estratégicos a nuestras Fuerzas Armadas, entre ellos: Garantizar la independencia, soberanía e integridad territorial, participar en el orden interno, en el desarrollo nacional, en la política exterior y en el Sistema Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres, merced a ello las Instituciones Armadas han perfilado su horizonte profesional definiendo su misión, visión y organización, además de orientar sus políticas en pos del cumplimiento de dichos roles, los cuales por su naturaleza, poseen particularidades diversas; la atención a ellos, así como a los problemas que generen las nuevas amenazas demandan una óptima preparación y empleo de nuestras capacidades militares, las cuales vienen construyéndose de manera conjunta, factor importante para nuestro accionar, que tiene mucho que ver con la doctrina y el entrenamiento, los procedimientos y capacitación, la logística e infraestructura entre otros, buscando la interoperabilidad de nuestros sistemas hasta conseguir que cada uno pueda ser empleado al servicio de otro para actuar de manera conjunta. La construcción y evolución de nuestras FFAA apuntan hoy hacia ello, respetando el carácter individual de sus instituciones, pero buscando máxima eficiencia en nuestro accionar conjunto, para actuar en unidad y siendo eficaces para alcanzar los objetivos trazados en nuestras operaciones y acciones militares.
Las Fuerzas Armadas con su presencia a lo largo y ancho del territorio nacional, son garantía de seguridad y equilibrio social, contribuyen en consolidar la identidad nacional construyendo el país, procurando moldear su cultura de defensa en procura de la paz que todos anhelan, una paz construida en base al sacrificio de sus miembros y que inclusive, costó la vida a muchos de ellos.
La labor que desempeñan nuestras FFAA es sublime, traspasa los linderos de lo tangible, es constante y surca el espacio para posarse en el espíritu y el alma del ciudadano peruano para contribuir en prodigarle tranquilidad, bienestar y calidez a su vida, mediante un desarrollo sostenido en el tiempo, un desarrollo que alcanzara por cierto, a las generaciones venideras.
Hoy, sábado 24 de setiembre, es el Día de las Fuerzas Armadas y lo celebraremos como siempre, en nuestras bases y unidades desplegadas en todo el territorio nacional, resguardando su integridad, procurando la seguridad y defensa nacional. Detrás de cada acción, por simple que parezca, encontraremos un nombre desconocido afincado en la presencia de un Soldado, Avionero o Grumete, trasladando en helicóptero a personas heridas para ser atendidas de emergencia, luchando contra los delincuentes terroristas en el VRAEM, patrullando en la lucha contra la minería ilegal; accionando contra las actividades ilícitas en el litoral, surcando y vigilando nuestros mares y ríos, visitando domicilios en asentamientos humanos, promoviendo la salud pública en la lucha integral contra la anemia o, actuando en primera respuesta, ante un desastre natural. Así es, en la simpleza de su grado se acrisola la encomiable labor desplegada por todo el personal que forma parte de las Fuerzas Armadas del Perú, Oficiales, Personal subalterno, Personal de tropa y Empleados Civiles quienes día a día vienen construyendo el Perú.
En memoria de nuestros héroes y mártires, en memoria de aquellos que inmolaron su vida en defensa de nuestro país y de aquellos que continuamos en la noble tarea de hacer respetar los principios emanados de nuestra Constitución.
¡FELIZ DIA A NUESTRAS FUERZAS ARMADAS DEL PERÚ!
Autor: Coronel EP Enrique Aguilar Dolorier